11 de septiembre de 2007

LA ORQUESTA SINFÓNICA DE VENEZUELA SEDUJO EL PÚBLICO EUROPEO


Por: Erika Calanche Ramos



Nuestra madre tierra heroica Venezuela tiene la gracia divina de parir hijos insignes y genuinamente artísticos como los jóvenes que integran la comunidad de la Orquesta Sinfónica venezolana, Simón Bolívar, dirigida por el larense Gustavo Dudamel, quienes sedujeron el público presente en Europa, cautivando los corazones en Londres y Berlín, dejando su exquisita huella musical en Escocia, Viena y Estocolmo.

Tal es la pasión que inspira este grandioso equipo de jóvenes al amansar las almas con la divinidad expresiva de la música, que el tenor Plácido Domingo según lo relatado por los medios de comunicación, lloró al escuchar a la “Simón Bolívar”. Asimismo, las presentaciones sobrepasaron en convocatoria, tanto así que público de todas las edades aguardaron en cola para saludar a las estrellas de la velada, al director Gustavo Dudamel y a los 150 músicos integrantes.

La pasión transmitida al público es ejemplo de la calidez de nuestra tierra latina, ya que el público aplaudió interrumpidamente por unos 20 minutos, y taconeó con fuerza el suelo del Albert Hall. Nuestra Orquesta “Simón Bolívar” protagonizó las primeras páginas de los medios de comunicación luego de sus presentaciones en la antigua tierra Europea.

Este éxito se debe al extraordinario programa social (el Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela) fundado por el visionario José Antonio Abreu, quien con orgullo y mucho sentir expresó que el desarrollo humano se da a través de la educación artística, mostrando siempre el talento creativo para lograr esa sensibilidad en el público y en general en el mundo. También cabe destacar que el Gobierno Bolivariano de Venezuela ha auspiciado esta gran labor, además, el plan consiste en la democratización de la educación artística, reuniendo a sus miembros entre los niños de la calle y adolescentes sin recursos económicos. De una Orquesta Juvenil de 11 músicos, que debutó en febrero de 1975, ha crecido hasta reunir bajo su órbita a 250,000 menores, con unas 200 orquestas en todo el territorio venezolano.

En este sentido, se utiliza la música como herramienta de rescate de la niñez y la juventud, para apartarlos de la droga y el crimen, dedicando en sus horas libres a hacer música y al aprendizaje de valores que en la mayoría de los casos no encuentran en el hogar, ni en la calle, menos en los medios de comunicación de masas, planteó Valdemar Rodríguez, subdirector ejecutivo del Sistema, llamado así este programa.

Igualmente, nuestro hermano guaro Gustavo Dudamel expresó: “No sólo se trata de una cuestión de arte, sino de una profunda iniciativa social. ‘El Sistema’ ha salvado muchas vidas y continuará salvándolas”. En tanto, el programa exporta su metodología fuera de Venezuela, ayudando a montar experiencias similares en una veintena de países. En conclusión a este equipo no les faltan recursos humanos, puesto que ‘El Sistema’ se nutre de una red de profesores, maestros y ejecutivos que años atrás formaron parte de las orquestas infantiles y juveniles de nuestro país.

No hay comentarios.: