12 de noviembre de 2007

EMPRESAS DE COMUNICACIÓN MASIVA SON COMPLICES EN MENESTERES POLITIQUEROS


Este artículo se dedica a todos los seres que de manera directa e indirecta participan en la diestra y siniestra de la política, la comunicación, la educación, y la información; es decir, todos los seres humanos con o sin títulos, siendo: indios, negros, blancos, madres, padres, mujeres y hombres. Sin discriminación o exclusión, tenemos el deber y el derecho de hacer política, de comunicar y educar, pues la pasión por la verdad y la justicia otorga la capacidad moral de ejercer el arte de conducir la soberanía de un pueblo y repudiar la politiquería que no es más que hacer política con ligereza, fatuidad, intrigas y bajezas.

Por: Erika Calanche Ramos

En situaciones de división colectiva de opiniones, los medios tienen capacidad para generar un Clima de Opinión favorable ó desfavorable de las tendencias político-ideológicas concurrentes. En tanto, considerando los análisis de los efectos de la comunicación para las masas y el poder que tienen los medios para construir los mensajes – según la visión del autor “transformar lo irreal en realidad” –, se puede decir, que los medios de comunicación confabulan para justificar la tendencia a la homogeneidad y permanencia de la idea que pretenden posicionar en el subconsciente de los receptores, quienes a su vez responderán de un modo conciente a las ideas reiterativamente emitidas.

Seguidamente, en la actualidad existen tres medios o empresas televisivas de comunicación privadas de concesión nacional: Venevisión, Televen y Globovisión; un medio nacional público o del Estado: Venezolana de Televisión y dos medios nacionales sociales al servicio público: Televisora Venezolana Social (TVES) y VIVE TV. Aunado a estos, están los canales internacionales, nacionales y regionales adscritos a las cableras INTER, Super Cable, Direc TV y Net Uno, asimismo, se suman a esta lista los medios televisivos alternativos de comunicación o comunitarios. Cada uno de estos medios tiene una política editorial, que supuestamente, tiene como principio defender y proteger los intereses del colectivo.

Sin embargo, algunos medios que el autor conceptúa “empresas de producción de mensaje para las masas”, protegen y defienden sus propios intereses, desconociendo a los intereses y derechos del colectivo y en este caso se hace referencia a los medios privados de concesión nacional, quienes han puesto en marcha desde el año 2001 una mordaz y agresiva guerra comunicacional ó mediática, dejando en evidencia la línea editorial extrema politiquera patrocinada por los partidos politiqueros de la derecha, las células neoliberales y fascistas del poder imperante, la cúpula eclesiástica y los portentosos empresarios de Venezuela. Por esta razón, surge la siguiente interrogante: ¿Son medios masivos de educación e información ó pregoneros de la política superflua de este país? Esta interrogante, debe ser reflexionada por los lectores que nada tienen que ver en este menester y respondida por los dueños de estos medios, por los periodistas sin ética quienes son cómplices en este asunto – no al autor que interroga –, sino a la sociedad venezolana, quien actualmente es victima psicológica de este ataque mediático, generando en las personas actitudes disociadas y violentas hacia los simpatizantes del proyecto de país que ha propuesto el Gobierno Bolivariano desde el año 1999, dejando claro que los afectos a este proceso de cambios representan la mayoría de la población.

No obstante, se exceptúan de este vicioso sistema “mediático – politiquero” a los canales que actualmente manejan una línea editorial socialista como TVES, VIVE TV y los medios alternativos o comunitarios, ya que se han avocado a la labor comunicativa humanista, sembrando valores, principios morales, familiares y cultivando sistemas pedagógicos con el fin de fortalecer las cátedras básicas como: Historia, Castellano, Matemáticas y Sociales; además, reflejan la esencia cultural que nos distingue como venezolanos y en general pueblo latinoamericano. Respecto al canal del Estado VTV, queda claro que su línea editorial es contraposición ante la guerra mediática fachosa que ejecutan los abyectos principales medios privados de este país; a su vez, este canal informa y transmite la rendición de cuenta pública que hace el presidente venezolano a los venezolanos sobre la gestión de su gobierno en todo el territorio nacional, así mismo se transmiten eventos culturales y documentales propios de la civilidad latinoamericana.

En relación a los medios impresos de comunicación y los circuitos radiales, la mayoría de estos son un eco de las grandes empresas audiovisuales antes mencionadas, es decir, también integran este círculo politiquero de difusión. En este artículo, no se intenta cuestionar la tendencia política ideológica de los periodistas y empresarios dueños de medios de comunicación, se cuestiona la manera perversa y la tergiversación constante de los mensajes que se diseñan para las masas, pues violan las normativas legales que protegen al usuario o consumidor de los mensajes que ustedes emiten. Se cuestionan los modos de operación ideológica, que ha servido para cimentar los privilegios y las diferencias sociales existentes, en el cual, está presente en este matiz de deformación la tendencia general en el contenido manipulado y manipulante que proyectan para que las mismas sean aprehendidas por las masas.

Pero aún con toda esta guerra mediática, surgen nuevas expectativas dignas de estudios y de análisis social por expertos en el área de la psicología social y comunicacional, pues la mayoría no responde a estos persistentes mensajes impuestos y malformados por las empresas comunicacionales. En este sentido, el autor considera que los mecanismos aplicados por los politiqueros y sus fieles empresas de comunicación, sin querer subestimar su macabra labor, no son actualmente efectivos para el receptor, ya que estos sistemas de producción y difusión son obsoletos, ineficaces e inefectivos ante las expectativas propias de la población. En consecuencia, la necesidad del individuo ante su relación colectiva orientada a las acciones humanista y socialista despierta un público más exigente y concienciado que consigue respuestas en los hechos reales que forman parte de su cotidianidad y no en las noticias e informaciones diseñadas por este cuarteto de poderes (partidos politiqueros, cúpulas sacerdotisas, empresarios de la comunicación y el imperio globalizador).

Tal y como se señaló en el artículo “¿Qué significa ser Profesional de la Comunicación Social?”, publicado en junio del presente año con motivo al día del Comunicador Social, el autor expuso las siguientes palabras: “(…) implica una profunda relación con las personas, involucrarse y conocer la estructura psicológica, económica y cultural en las diversas clases sociales, es decir, conocer el significado del público masivo al que deben su rol laboral. Asimismo, el profesional en el área debe tener un sentido de identidad nacional con el objetivo de producir mensajes que destaquen y conserven los valores culturales y principios del ciudadano con su patria”. Igualmente, los empresarios y dueños de medios, deben seguir lo antes expuesto con el fin de humanizar el negocio al que han sometido los mecanismos de producción y difusión de mensajes, la cual, son para seres humanos dignos de ser educados en base a la verdad y los valores, pues de este modo, todos seremos partícipes en los procesos políticos negando el politiqueo que corrompe a todos los cómplices de esta postura ideológica.

8 de noviembre de 2007

FACINEROSOS PROFESAN EL PACIFISMO. ¿QUÉ SIGNIFICARÁ PARA ESTOS APÁTRIDAS LA PAZ?


Por: Erika Calanche Ramos

Su consigna carente de moral es “Queremos Paz”, “Somos Pacíficos y Exigimos un Dialogo”, “Libertad”, “Fuera Chávez”, “No a la Represión”… entre otras fatuas expresiones alineadas a un guión fascista, es decir, un plan perverso de la extrema derecha para alterar el orden público, generando caos y diseñando el escenario para quebrantar la paz de la MAYORÍA.

En este orden de ideas, surgen las siguientes interrogantes: ¿Qué tipo de paz es la que profesan y claman estos acémilas?, siendo estos los protagonistas de los consecutivos actos vandálicos, ¿Qué dialogo o debate exigen? Si carecen de fundamentos ideológicos sensatos y principios para desarrollar un debate reflexivo, ¿Se refieren a la Libertad o al Libertinaje? Pues en sus marchas las obscenidades y las ofensas verbales y físicas de un modo funambulesco engalana su consigna de lucha, ¿Cuál represión? Si son estos abyectos y birrias quienes llevan a cabo acciones crueles e ilícitas atentando en contra de la naturaleza con la quema de los árboles, del ambiente cada vez que vacían containeres de basura en las calles de las principales ciudades del país, de la paz y la seguridad ciudadana cuando toman abusivamente las Universidades Autónomas – dígase que éstas por ahora están regidas por directrices autoritarias y mezquinas –, sin obviar las piedras, golpes, bombas molotov y armas de fuego en contra de estudiantes, representantes y en síntesis Chavistas de este país, es decir, LA MAYORÍA, ¿Cuál Tolerancia? Sino toleran que los débiles, los pobres, los negros, “la chusma” según ellos tenga participación en los espacios, sociales, económicos y territoriales.

Entonces, ¿De qué derechos hablan estos gaznápiros? Sino dan cumplimiento a los deberes civiles y humanos establecidos en el marco legal y en los valores y principios morales de armonía colectiva y social. Asimismo, exigen espacios de participación y las actuales instituciones del Estado, que ellos califican inadecuadamente “Socialista y Dictatorial” –aclarando que el Concepto de Dictadura es la antítesis del Concepto de Socialismo, en tanto, es necesario que nutran la bondad del saber – en consecuencia, dando cumplimiento a las leyes se les ha cedido a estos soeces espacios para expresar sus confusos planteamientos y dirigidos discursos políticos en la Asamblea Nacional, en el Tribunal Supremo de Justicia, en algunas Universidades como la Universidad Experimental Politécnico (UNEXPO), Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), Universidad de la Fuerza Armada Nacional (UNEFA), Universidad Central de Venezuela (UCV) e igualmente en los centros educativos privados: Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Universidad Simón Bolívar (USB), entre otros espacios públicos de la ciudad capital y aún así, estos vándalos arremeten en contra de las personas y los sabidos espacios públicos, con el objetivo de enervar y provocar a este pueblo noble y masivo (LA MAYORÍA).

Aunado a todos estos hechos suscitados, estos apátridas han burlado igualmente, los símbolos patrios de nuestra Mujer Heroica Venezuela, despojando a nuestra hermosa Bandera del Amarillo, Azul y Rojo y su octava estrella que da cumplimiento con el decreto del Libertador Simón Bolívar del año 1817, a propósito de la fundación de la provincia de Guayana, la cual constituía la octava provincia venezolana y la última en ser liberada del dominio español. Es mucho pedir, pretender que estos mal llamados “pacifistas” reconozcan el valor ideológico e histórico de nuestra Bandera y en general de esta tierra que les abriga.

Sin embargo, más que indignación, produce aflicción dichos pensares y acciones acometidas, ya que son también hijos paridos y otros acogidos por esta tierra y es una desdicha ver viles hermanos venezolanos maltratando y delinquiendo la soberanía de la nación. Por ende, no están defiendo los beneficios de toda la población sino que reclaman violentamente, según ellos, sus merecidos espacios políticos, económicos y culturales gringuísimos por demás decir, negando sus raíces y la voluntad popular. Es también un pesar, que a casi doscientos años de las luchas humanistas de nuestros próceres Miranda y Bolívar, aún en este principio del siglo XXI, dominen las cúpulas eclesiásticas, los grupos oligárquicos quienes fungen fielmente al imperio de los Estados Unidos de América, desconociendo y aborreciendo la esencia cultural de nuestra Patria.

Se concluye entonces con estas palabras: “(…) el objetivo final de la mundialización liberal en este amanecer del nuevo milenio, es la destrucción de lo colectivo, de la apropiación por el mercado privado de las esferas pública y social”. Ignacio Ramonet, director de Le Monde Diplomatique. Por esta vil razón luchan las cúpulas y la oligarquía venezolana.

6 de noviembre de 2007

SEÑORES CONSPIRADORES EN VERDAD LES DIGO: SOMOS VICTIMAS DE NUESTRAS PROPIAS INJUSTICIAS.


“Es lamentable decir que el primer eslabón de la política es la traición” el autor.

Por: Erika Calanche Ramos

En el desarrollo de este artículo, considero prudente la expresión desde el sentir y me disculpo si me desprendo de las normas profesionales de la objetividad, en tanto, les digo a mis estimados lectores como bien dijo una apreciada persona, la traición está presente en todos los niveles de la vida, no sólo en el medio político. Aunado a ello, confieso que un querido amigo y aflictivamente opositor hace un año me expresó su desacuerdo en cuanto a mi admiración e idealismo hacia la imagen y significante del Señor Isaías Baduel quien es cuestionado ahora con tristeza y decepción, pues una vez manifesté: “estoy profundamente enamorada de este proyecto de país, de Chávez y de Baduell” y el estimado refutó diciendo: “comprendo que estés enamorada de todo esto, pero no te enamores de Baduell” su rostro decía más que sus palabras y con pena les digo, ese amigo no erró.

Continuamente, tal y como se titula este artículo y como se ha dicho en otros escritos somos victimas de nuestras propias injusticias, es decir, nuestro proceder nos condena o nos vanagloria. En este sentido, la deslealtad más allá de ser juzgada por el Gran Dios, es arbitrada por mujeres y hombres de buena voluntad desde su propia conciencia y son los propios vicios y venenos los que liquidan a los alevosos, pues la vida es un sabio proceso de causa y efecto. Igualmente, debo expresar que lo sucedido con el Señor Raúl Isaías, no es más que un ejemplo de lo que significa estar preso en la condición propia del ser, es por ello que la libertad debe concebirse como un hecho de valor y conciencia humana, lo que se es y para que se está.

Sin embargo, en estas líneas no se pretenderá en lo absoluto redundar en lo que ahora se ha convertido en un show mediático para los mass medias de la derecha y en una campaña de contraposición en los medios oficiales, pues ayer escuchamos simplemente a un hombre expresar un discurso diseñado por el poder eclesiástico de nuestro país, de la extrema derecha y de los impíos de la casa blanca blanquita de Bush. Nada que no se haya escuchado antes. En este orden de ideas, fue una falta de convicción propia del personaje que se prestó en esta ocasión para representar la imagen de este patético discurso, que subestima el sentir del pueblo venezolano y engalana de manera grotesca la maniobra lúgubre de la oligarquía venezolana.

Tampoco se procura condenar el nuevo rostro político que desea mostrar el señor Baduell, pues ha quedado claro una vez más el exceso de los derechos de libertad que existen este país, para no decir bochinche como expresó con plena molestia nuestro prócer Miranda – sin pretender con lo expuesto desacreditar al gobierno actual – pero lamentablemente debo decir, que la inconciencia, el egoísmo, la corrupción y la injusticia en este despiadado juego por el poder fácilmente pervierte el alma de muchos.

Caramba, es tan preciso y sencillo el significado propio de los cambios que han propuesto nobles y grandes mujeres y hombres en el transcurso de la historia y tan complicada su comprensión; señores es un factor de conciencia y de valores humanos. En este sentir, debo señalar entonces, que seguirá siendo en vano las labores de estas personas justas para con las mayorías; por ende, las historias seguirán siendo las mismas excepto que cambiaran sus tiempos, protagonistas y claro el hilo de la traición no cesará. Sin embargo, no trato de plasmar pesimismo, por el contrario invito a la reflexión siendo la esperanza la bandera de la mayoría y a ella me aferro para no caer en este proceso de vida a la que muchos nos debemos.

Asimismo, exhorto a los venezolanos a no caer en el mefistofélico juego del poder y avocarnos con pasión y con amor al proyecto humano y social al que nos debemos, pues depende de nosotros madres, padres, hombres y mujeres de esta nación sembrar valores, consolidar bases legales que protejan nuestra integridad y calidad de vida y hacerlas cumplir cabalmente en todos los espacios e instituciones gubernamentales, ya que de esta manera, nos reivindicaremos con la esencia de las leyes y terminaremos con la cadena generativa de nuestra sociedad de letras muertas.

Finalmente, considero que los partidos de oposición de éste país y el poder eclesiastico, se basa en las teorías políticas de Charles Talleyrand (1754 - 1838), quien planteo: "La política en el fondo no es más que un modo de agitar al pueblo antes de usarlo”.[1]

1. Para conocer quién fue el mencionado estadista y político frances se recomienda consultar la siguiente página: www.biografiasyvidas.com/biografia/t/talleyrand.htm


3 de noviembre de 2007

MIRANDA EL HÉROE DE TRES REVOLUCIONES REGRESA

Fundación Villa del Cine nos reivindica con la pasión del venezolano Universal



Por: Erika Calanche R.


Leer la historia del Precursor del Gran Proyecto de Liberación e Independencia de nuestro país nos remonta al pasado con la plena libertad de nuestra imaginación, sin embargo, ver la historia en la pantalla grande nos cautiva y nos reivindica con la pasión del Venezolano Universal, Francisco de Miranda, quien desenvainó su sable y desplegó sus armas en tres continentes: África, Europa y América, además, combatió activamente en los tres acontecimientos más importantes de su época: la Independencia de los Estados Unidos, la Revolución Francesa y la Independencia de Hispanoamérica.

En este sentido, se hace en estas líneas un especial reconocimiento a la excelente labor desempeñada por la Fundación Villa del Cine y todo el equipo que integra la Producción y escenificación Miranda Regresa. Igualmente se reconoce al Gobierno Bolivariano de Venezuela, la cual en sinergia con esta institución le han brindado al venezolano la posibilidad de ver y sentir a través de la magia cinematográfica, la pasión de lucha a la que se avocan muchas mujeres vencedoras y hombres quijotes de nuestra patria.

Producción de Venezuela para todos los venezolanos y el mundo

Esta producción venezolana debe ser respaldada y apoyada por todos los venezolanos, de este modo damos un aporte a nuestro talento nacional y gratificamos la ardua labor del equipo de producción de la Fundación Villa del Cine y a todos los que participaron de manera directa e indirecta en este proyecto. Es decir, si vamos al Cine mis estimados lectores y en cartelera se ofertan producciones anglo – sin desmerito – y también producción criollita y más si esta enaltece nuestra cultura y exhorta al conocimiento de nuestra historia, el deber ser de todo venezolano con alto sentido de pertenencia (patriota) es disfrutar ante todo de nuestra producción cinematográfica.

Por otra parte, estas películas épicas deben continuar su proyección en las instituciones educativas con la finalidad de sembrar en las venas de nuestros hijos, jóvenes y adolescentes la historia de la Heroica Madre Venezuela y de sus hijos próceres e insignes.

En este sentido, les invito se permitan seducir con la historia del Hombre Universal “Miranda” digno de admiración, quien regresa a las pantallas de nuestro cine, y despierta desde sus propias cenizas para glorificar su visión de libertad al individuo esclavo de la ignorancia y los sistemas colonialistas.

2 de noviembre de 2007

MIRANDA CAUTIVADOR APASIONADO DIGNO DE ADMIRACIÓN


Por: Erika Calanche Ramos

Francisco de Miranda, tu ideal es el mejor legado, tus sueños es la realidad más compleja y profunda sobre la libertad de hombres y mujeres desde su propia conciencia. Nombrarte 191 años, significa revivir la esperanza de un pueblo que aún yace encadenado en cuerpo y alma al colonialismo.

Miranda, digno de admirar, el fuego de la verdad que expresó tu alma, la declamaste con gloriosa seducción una y otra vez cautivando los hijos de nuestra Mujer Heroica Venezuela. Tierra fértil, sublime y de exquisita esencia, codiciada por los viles imperios que jadean aún obsesivamente para violar la divinidad de su vientre paridor de vencedoras y quijotes, la misma hembra que inspiró tu alma para liberarla de las manos de la iniquidad que se disfraza con sotanas de bendiciones, vestiduras que en nombre de Dios te privaron el abrigo cálido y legítimo de la paz que sueñas aún desde la infinita corte del Gran Juez.

Hombre Universal, creyeron condenar tus ideales emancipadores en la gélida Carraca de la “Ama Impía” España, pero hoy tus hermanos revolucionarios alzamos tu voz desde esta tierra hasta los cielos, llevando en las venas los colores de las telas que con tus manos suaves al tacto y aguerridas en el sable, diseñaste la Digna Bandera de tu siempre mujer amada Venezuela. Amarillo, Azul y Rojo, es la perfecta combinación de significados que izaste el 3 de agosto de 1806 en la Vela de Coro, honrando la nobleza de las manos que obran para surtir, alimentar y abrigar a la egoísta y sesgada Oligarquía, siendo ésta la misma razón por la que nuestros pueblos se unen y vivifican tu Generalísimo nombre “Miranda”, dignificando la musa, y la pasión que heredamos de tu humilde ser.

El amor, la conciencia, los valores, la educación y la sabiduría del ser liberarán a los hijos del mundo entero de la iniquidad, el egoísmo, la indiferencia y la ignorancia; siendo estos los mayores opresores de las naciones. A este idealismo nos avocamos mujeres y hombres de nuestra Sublime Dama Heroica Venezuela.