12 de febrero de 2008

VENEZUELA REQUIERE LAS TRES V: VOLUNTAD POLÍTICA, VOCACIÓN CIUDADANA Y VIVIFICAR LAS LEYES.


"Un mensaje modesto para nuestro pueblo heroico"


Por: Erika Calanche Ramos

Tal y como se titula este artículo, nuestro país requiere de la Voluntad Política, de los Gobernantes y líderes, ya que debe ser un trabajo coordinado de todos los que participan de un modo directo e indirecto en este proceso, dedicándose a lo que profesan en sus campañas eleccionarias y otorgar estímulos y herramientas para enseñar al ciudadano que la política es quehacer de todos. De modo que, el colectivo debe igualmente asumir el compromiso de participar forjando proyectos de desarrollo socio – ambiental mancomunadamente con los entes gubernamentales en pro de la calidad humana de la comunidad.

Aunado a lo expuesto es indispensable la Vocación Ciudadana que permita mejorar la bondad de la vida, pues el desempeño de la mujer y el hombre en lo laboral y familiar debe basarse en el principio del querer por el hacer. Además, es preciso Vivificar las Leyes, ya que de nada sirve construir y redactar una y otra vez estas letras sin que las mismas se conciencien y ejecuten con ética y moral. En este sentido, según el modesto sentir del autor las tres V representan la profundización de las tres R: Revisión, Rectificación y Reimpulso; ya que se podrá Rectificar cuando la mayoría de los que hacen vida política (Gobernantes, Líderes, y Colectivo) disciernan el significante propio de la Voluntad para tomar decisiones y acciones que solventen las condiciones críticas de nuestro entorno o comunidad.

Igualmente, se logrará Revisar con conciencia los sistemas sociales, económicos y políticos cuando cada ciudadano en el ejercicio de sus labores se sensibilice ante el principio de inspiración para desempeñarse en su oficio sin discriminación, egoísmo y arbitrariedad. De manera que, si se logra Vivificar las Leyes que yacen en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela la cual, representan las normas jurídicas para ser hombres y mujeres de justicia, moral y ética en el ejercicio de los roles gubernamentales, civiles y militares; entonces, nuestra Venezuela se Reimpulsará a la dignificación de todo lo que implica nuestro Estado – Nación.

Sin embargo, no basta sólo con expresar que requerimos las tres V y las tres R, pues es preciso que cada ciudadano se ofrende a enseñar con humildad lo que acá se plantea, sembrar en las venas de nuestra generación de relevo un sentido de pensamiento que permita la armonía de convivencia humana plasmada en las teorías y en las praxis dirigido a todos los niveles de la sociedad, tal y como lo han plasmado nuestros grandes líderes Venezolanos, Latinoamericanos y Europeos, ya que de no hacer vivas estas reflexiones y los sabios planteamientos ideológicos que describen el significado esencial del Socialismo, desde las sociedades consumistas justificadas ante un supuesto desarrollo hasta los pueblos y etnias de cualquier rincón de la tierra sucumbirán ante la irresponsabilidad vil e inicua de nuestra ignorancia e inconciencia.

En tanto, serán absurdas las batallas de unos pueblos contra otros, serán absurdas incluso las posiciones de defensa y ofensa, pues la historia única de la tierra la hace en sus acciones la mujer y el hombre y por ahora la historia vivencial escrita ha sido la misma “Iniquidad vs. Pueblo esperanzado”, ha sido el eterno y gran dilema de mujeres y hombres, sólo han cambiado los tiempos, los sistemas y quienes han protagonizado de manera noble y justa; y de manera egoísta e injusta. Es por ello, propio e imprescindible aplicar planes de sensibilidad de cada ser para con el colectivo que abra una brecha a la acepción colectivista que unifique la cognición humana para hacer espacios dignos a las generaciones futuras, por demás es esta una labor compleja y radical.