26 de diciembre de 2008

LAS MISMAS MANOS QUE ACARICIARON MI SER MALTRATARON MI CUERPO


Estas palabras exhortan a la reflexión de mujeres y hombres cegados por la violencia verbal y física.

Erika Calanche Ramos.

Antes de iniciar el desarrollo de este artículo es preciso manifestar que la manera más sensata y modesta para sanar y minimizar la vergüenza, la molestia y la vulnerabilidad que sentimos las mujeres ante el maltrato verbal, psicológico y físico del agresor o de aquel hombre que en algún momento endulzó la mente, el cuerpo, el alma a través de sus palabras y caricias quien luego marchitó este genuino sentir con la vil acción de la fuerza y la grotesca ofensa, es concibiendo que somos mujeres creadas para otorgar y recibir amor dignamente y denunciar a viva voz que somos o fuimos victimas de este hecho aún cuando la cultura machista burle nuestra vergüenza, la cual califico como un tronco más que superar en el andar.

Consecutivamente, se relatará a continuación la historia de una dama que representa el pan nuestro de muchas mujeres y niños. “Una madrugada, la dama despierta de su cama muy angustiada ante la duda que le inspira la persona que amaba, pues la voz de su conciencia le decía constantemente él te está mintiendo, él es desleal ante lo que genuinamente le estás otorgando. Siguiendo esa voz, ella decide aclarar lo que tanta angustia e inconformidad le causa; pero ese hecho no fue posible, pues en fracciones de segundos el sutil cuello de la dama estaba entre sus manos haciéndole saber que su fuerza se aventaja sobre ella. Ante esta acción, la dama comprendió que la acción en defensa empeoraba la situación y decidió ser victima hasta que cesara la ira de aquel vil hombre que la burló con la mentira para luego agredirla literalmente”.

Lo antes narrado es sólo parte de la historia, ahora bien el objetivo de estas palabras invitan a la cordura y consideración en primer término de las parejas, seguidamente, las instituciones u organizaciones que representan la seguridad de éste país, pues lamentablemente cuando una mujer es victima de la violencia física, verbal y psicológica de un hombre sea éste su pareja, su padre, su hermano, un conocido, etc. (el agresor) y se dirige a uno de los entes competentes para exponer su denuncia, es también victima de la humillación verbal y psicológica por la atención del oficial, pues pondré el ejemplo que vivió la dama: “Buen día, con quien puedo hablar para hacer una denuncia? Pregunta la dama (victima), responde el funcionario o funcionaria: ¿Qué tipo de denuncia?... La dama con lágrimas en sus ojos, temor y molestia responde entre labios: Maltrato físico y verbal. Entre funcionarios se miran y le preguntan: ¿Por qué se suscitó el maltrato, qué sucedió?... ¿Usted hizo algo que le molestara?, ¿El estaba bebido o bajo algún efecto psicotrópico?... Continúan diciendo ante el silencio y el nudo de dolor que impide expresar respuesta alguna por parte de la victima… De ante mano, debemos decirle que canalizaremos su denuncia, la cual debes hacerla en la casa de la mujer, pues en este organismo se atienden porque es un deber, pero no se realiza ninguna penalización al respecto.” Quizás este ejemplo es una de las razones por las que 1 de cada 10 mujeres agredidas denuncian ante los organismos el hecho.

Según lo anteriormente expuesto, dejo en el lector la cognición y el juicio lo dejo en manos del Gran Juez, es plenamente subjetivo expresar la decepción ante la cultura concebida de algunas mujeres y hombres ante este tipo de situaciones y la manera en la que la justicia de manera escurridiza aún asume estos casos. Sin embargo, cabe destacar, que el Gobierno y un tren de mujeres heroínas anónimas de nuestro país ejecutan planes con la finalidad de dignificar la calidad de vida de la mujer en su rol familiar, profesional y humano. Pero estos planes tendrán éxito en la medida que no se subestime esta cruel realidad de la que no sólo la mujer es victima, incluso niños y adolescentes que crecen mirando y llorando este tipo de acciones que va en detrimento de los valores humanos y sociales que nos hace mejores personas.

Esta historia mis apreciados lectores no me la contaron es una experiencia más que se suma a la vivencia de quien ahora con profunda aflicción les expone este profundo llamado de conciencia. Ninguna mujer desea ser maltratada, de ello estoy segura, que algunas se sumen al circulo vicioso porque aún no han concebido que son grandiosas en su rol de vida como dadoras de amor y guías de la vida misma, no las hace culpables sino victimas de si mismas y de sus agresores.

Muchos especulan y piensan que el maltrato psicológico, verbal y físico se vivencia en sectores sociales de menores recursos; la verdad es que esta epidemia silenciosa se presenta en todos los sectores sociales de nuestro país, no respeta niveles de clasificación social, razas, religiones, profesión ni edades. En tanto, la violencia como presión psíquica o abuso de la fuerza ejercida en contra de la mujer con el propósito de obtener fines en contra de su voluntad se presenta en el hogar y en los espacios donde se desempeña laboralmente.

Con honestidad, debo expresar que no había asumido la magnitud de este mal social hasta el 21 de diciembre del año que se culmina, día en el que la vida me enfrentó con este tronco para concienciar el significado y el significante de esta problemática que se presenta a cada instante incluso en el mismo momento en el que mi ser vivenciaba tal pesadilla.

Asimismo, comparto con ustedes esta negativa experiencia para superar la vergüenza que siento al ver las marcas de mi cuerpo y lo difícil que es dormir sin que la pesadilla me robe la tranquilidad del sueño, siento que de algún modo apoyo de alguna manera a muchas damas que por años han callado el maltrato físico, emocional y hasta patrimonial, de los cuales son víctimas casi a diario, y por su lado desnudo la conciencia de los hombres abusivos que han encontrado las mil y un maneras de lastimar y vejar a sus compañeras bien sea por machismo, por poder sobre ellas, por estar enfermos mentalmente, por celos profesionales y por la negación al finiquito de una relación.

No se pretende hacer una aseveración universal cuando se especifica el término hombres, pues no es el caso de todos en general, se puede decir que en Venezuela las cifras del maltrato a las mujeres es importante, sin contar con la llamada cifra negra de la CICPC que está conformada por todas esas violaciones a la integridad de la mujer que no son puesta a la orden de la justicia.

Es importante conocer las leyes, hacer uso de las mismas, y enseñar a nuestros funcionarios y funcionarias que su deber es la integridad de sus ciudadanos y que no deben jerarquizar la denuncia del maltrato a la mujer como un caso de poca relevancia en comparación con casos asociados a homicidio, rapto, ultraje, fraude, robo; ya que de alguna manera esta violencia que no cesa puede tener efectos secundarios.

En este sentido, la Ley de Violencia Contra la Mujer tiene por objeto prevenir, controlar, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer y la familia, así como asistir a todas las víctimas de los hechos de violencia previstos en la misma. Protege y garantiza el respeto a la dignidad e integridad física, psicológica y sexual además de otorgar igualdad de derechos entre el hombre y la mujer; igualmente contempla protección para la familia y cada uno de sus miembros.

Según el artículo 4 de la Ley sobre la Violencia contra la Mujer y la Familia, la violencia es cualquier "...agresión, amenaza u ofensa ejercida sobre la mujer u otro integrante de la familia, por los cónyuges, concubinos, ex cónyuges, ex concubinos o personas que hayan cohabitado, ascendientes, descendientes y parientes colaterales, consanguíneos o afines, que menoscabe su integridad física, psicológica, sexual o patrimonial".

Finalmente, agradeceré plenamente a quienes asuman esta realidad con quienes la vivimos para minimizarla, a quienes consideren lo planteado como parte de la cotidianidad familiar y laboral, y a quien de manera brutal me permitió comprender en cuerpo y alma esta cruel realidad.

LÍDERES INÉDITOS VS. JEFES RETRÓGRADOS


“Las jefaturas detrimen la incorporación y cohesión de las fuerzas productivas. En este sentido, para alcanzar logros de índole social, económico y político es preciso que cada uno de nosotros apliquemos la esencia de ser líderes, trabajando en equipo en pro de beneficios comunes. Entonces, ¡Empecemos por responder a esta pregunta…! ¿Qué es lo que queremos para alcanzar el idealismo socialista?”

Por: Erika Calanche Ramos.

Ante todo es preciso reflexionar profundamente ¿Qué queremos para alcanzar el idealismo de esencia social?, y se exhorta a deliberar con amplio sentido cognitivo este punto porque causa mera preocupación como las acciones y actitudes de las personas ante el ejercicio de sus labores en todos los niveles jerárquicos afectan el desempeño laboral de convivencia de unos “contra” los otros.

En este sentido, nos hallamos en una vertiente de mandos que no arrojan resultados certeros, eficaces y eficientes en todas las áreas ocupacionales y sus diversas formas de producción en la sociedad venezolana. Llama la atención este fenómeno, porque en nuestro país se profesa infatigablemente el concepto de incorporación y cohesión de las fuerzas productivas, la equidad, el respeto, la justicia y el valor hacia los demás y de manera contradictoria la praxis es inicua.

Por ende, surge la interrogante de analizar de manera sagaz si todo aquel que profesa el idealismo socialista ha concebido su significante; profesar es sumamente importante porque se difunden y transmiten pensamientos; pero a su vez es imprescindible asumir acciones en concordancia al verbo en todos los espacios de convivencia: laboral, familiar y en general social, pues es la fiel muestra del sentimiento y la conciencia solidaria.

Considerando lo antes planteado, se invita al lector a evaluar la importancia de nutrir nuestra sociedad de líderes inéditos para que la generación de relevo no conciba la herencia quebrantada de seres retrógrados, presuntuosos, es decir, hombres y mujeres de competitividad severa negados al bien común. Por consiguiente, desde la perspectiva del autor es preciso plasmar la diferencia entre lo que implica sentir y actuar como líder y jefe.

Desde la perspectiva etimológica se define líder a la persona que posee cualidades necesarias para guiar a otros hacia objetivos comunes. Asimismo, es una cualidad personal, siendo algo inherente a la persona. No es algo que se adquiere por nombramiento, menos al puesto de dirección que se ejerce, sino una cualidad que se desarrolla personalmente. Por esta razón, el verdadero líder no deriva su autoridad del puesto que ocupa, sino de esa cualidad magnética e influyente que ha logrado desarrollar en su persona.

El líder logra la cooperación voluntaria de sus seguidores activando en estos entusiasmo, energía, disfrute y excitación en base al principio ideológico humanista que les impulsa, generando la liberación del potencial productivo en mujeres y hombres. Aunado a ello, al líder le gusta trabajar en equipo y necesita trabajar en equipo, porque liderazgo y equipo son dos conceptos que van de la mano. El líder en su magnánimo carisma atrae a las mejores personas de almas nobles, justas y apasionadas por los cambios positivos conforme al colectivo, pues en su sentido de razón no lucubra que alguien le haga sombra, de este modo, el equipo de mujeres y hombres eligen a su líder.

Consecuentemente a lo que implica el líder es preciso destacar que la influencia del liderazgo tal y como señala Chiavenato, Idalberto (1993) [1], es interpersonal ejercida en una situación, dirigida a través del proceso de comunicación humana a la consecución de diversos objetivos específicos". En tanto, a medida que cambian las condiciones y las personas, cambian los estilos de liderazgo, muestra de ello es el liderazgo históricamente presenta cinco edades: La edad de liderazgo de conquista, comercial, organizacional, de innovación y de información. Actualmente, la gente busca nuevos tipos de líderes que les ayuden a lograr sus metas.

Una vez definida la naturaleza del líder y el liderazgo en su efecto, a continuación se planteará la diferencia de lo que implica el significante de jefatura (jefes). “El jefe, tiene el vanidoso don de mando”, es decir, mandando presumen tener el poder, se endiosan posados en una silla figurativa de un cargo relevante o jerárquico según sea la escala piramidal de la empresa, organización, institución, ministerio y/o ente gubernamental. (Uso ególatra del poder). [3]

Sin embargo, el jefe existe por la autoridad, considera que la autoridad es un privilegio de mando, por lo general le gratifica inspirar miedo y debe saber cómo se manejan los procesos y métodos en su ejercicio pero no transfiere la información a quienes dirige para restar la capacidad de los otros ante él, es decir, estratégicamente los jefes suelen usar y no compartir ese conocimiento para crear dependencia del subalterno en él, lo cual alimenta significativamente su ego. Además, maneja a las personas como fichas, sin medir el potencial humano, menos aún se involucra con ellos.

Aunado a lo planteado, las jefaturas desde una perspectiva subjetiva se consideran “retrogradas”; en el que muchos recordarán su experiencia laboral inicial y actual de jefes diciendo: “Yo soy el jefe aquí”. “Yo también tomaré las decisiones, y yo les diré lo que quiero que hagan”. “Será mejor que cumplan con su trabajo porque estaré observando cada movimiento", “Por tu comportamiento serás amonestado y después de tres de éstas despedido” “NO cumples mis expectativas”. Se obvian acá expresiones que por ser un material para todo tipo de público no deben incluirse y por el respeto mismo que merece el autor al lector.

Sucesivamente, el nuevo milenio ha transformado las prácticas de las organizaciones y con ello las habilidades y características que el nuevo entorno de ejercicio laboral, político y social clama la presencia de líderes. Por ende, las características descritas señalan que el líder de hoy posee un perfil muy distinto al líder de décadas pasadas, cuyo patrón se ajustaba en mayor medida al control y la supervisión.

Por ende, los líderes del Siglo 21 por don divino nacen y se preparan en el proceso de convivencia humana de manera diferente para poder atender las necesidades de las personas. Por la necesidad misma del sistema del mundo vivido tendrán el arte de manejar la comunicación de manera flexible y humanista, siendo estos seres inéditos prójimos poderosos para acciones positivas con la capacidad de impulsar a la mayoría de las personas que desean cambios radicales y profundos en todos los espacios en los que se desenvuelven mujeres y hombres.

1. Idalberto Chiavenato, nacido en 1936 en el estado de São Paulo. Autor brasilero de reconocidos libros de administración de empresas y liderazgo organizacional.
2. ADAIR, J. (1990) Líderes, no jefes. Bogotá: Legis.
3. Palabras en base a la corta experiencia del autor.

18 de agosto de 2008

LA MUJER Y EL ROL FAMILIAR


Por: Erika Calanche Ramos.

No es mera casualidad que esta página en la que se expresan mensajes, análisis y criticas esté titulada “VENEZUELA ES MUJER HEROICA”, a continuación se expondrá de manera explícita el desempeño de la mujer en el entorno familiar y situaciones de roles que la confrontan en dilemas de desempeños consigo misma y su entorno.

La mujer y la familia: “Si debo convertir a la mujer en hombre para que la misma sea tratada dignamente, entonces haré de ella un gran hombre” [1]. El cristianismo que literalmente profesa la iglesia católica condena a la mujer en el desempeño familiar y transforma este significante al aprendizaje en sumisión y sujeción; alegando en el discurso que Adán fue creado primero, luego Eva, siendo ella engañada y seducida por el demonio” (I Tim. 3, 11-15). Sin embargo, las frases de Pablo de Tarso declaran la igualdad de géneros “no hay judío, ni griego, no hay siervo ni libre, no hay varón ni hembra…” (Gal. 3, 28), es decir, se proclama la igualdad de hombres y mujeres en toda su esencia. Consecutivamente, hasta 1860 no existe noción de historia de la familia en Occidente y la única forma que se vivía era la patriarcal; a lo sumo se consideraba que hubo un período de comercio sexual sin normas el cual se le dio el nombre de poliginia (Forma de matrimonio en la que el hombre puede unirse con dos o más esposas) en Oriente y la poliandria (Forma de matrimonio en la que una mujer puede estar unida a dos o más esposos) en el Tibet, actualmente en nuestra sociedad definido en ambos casos como poligamia (Régimen familiar en el que una persona de uno u otro sexo, está unida a más de un conyugue).

Consecutivamente, la igualdad de la mujer en la familia es un factor que se ha transformado debido a circunstancias económicas – sociales, corresponde a los cambios y la necesidad de ambos géneros en los sistemas de participación para sustentar el hogar en algunos casos, en otros casos por ejemplo; en nuestra América Latina, la mujer es madre y padre, en otras palabras la sociedad dio un vuelco drástico de patriarcal a matriarcal, pues es la mujer la que actualmente realiza el rol de madre, el rol de amante y profesional.

No obstante, nuestra latinidad aún yace sumida en la concepción machista que la misma mujer propicia y fundamenta en la formación de sus hijos e hijas y depende de los valores que la madre aporte concebir mujeres y hombres amorosos, justos y responsables respecto a rol familiar si por el contrario se inculcan prejuicios que detrimen los valores humanos y familiares se formaran mujeres y hombres machistas donde la mujer idónea y madre de los niños debe sumirse a la fuerza en el hogar y la coacción por el hombre e igualmente esta mujer puede ser castigadora con sus hijos como reacción ante la frustración emocional sumándose a un circulo vicioso de maltrato familiar.

Con esta exposición de hechos, se pretende exhortar a la mujer heroica a formar mujeres y hombres de manera ecuánime e integral; pues muchas madres forman a sus hijas bajo el precepto de la subordinación para que la misma pueda encontrar el esposo ideal y mantener una figura o imagen familiar intachable. En consecuencia plantearé un ejemplo muy cotidiano en las navidades o el día del niño: a la pequeña niña se le obsequia el bebé querido, llorón o meón con cochecito y demás accesorios, la cocinita con tacitas y platitos; es decir, se prepara a esta pequeña inconcientemente a ser madre hacendosa prematura, contrariamente al niño se le obsequian carritos de carga, Ferrari, Muñequitos héroes condicionándolo a ser un hombre aventurero, independiente y para nada familiar.

En consecuencia, se forman mujeres familiares pero hombres libres; no es acaso esto antagónico. Por ende, Sigmund Freud define que la familia es un modo de perpetuar las ideologías del pasado, ya que los padres educan a los hijos según los dictados de su propio superego, desempeñando las ideologías un papel independiente de las condiciones económicas [2]. En la actualidad, el matrimonio y la convivencia familiar parece un factor de opresión y limitación tanto para la mujer como el hombre. No obstante, el matrimonio hoy por hoy, define en el subconsciente de las personas que cualquier hombre es idóneo, pero no cualquier mujer, más cuando la mujer tiene antecedentes de relaciones y si es soltera con hijos, pues, la sociedad en general las define como heroínas luchadoras dignas de admirar, fácil de desnudar y negadas al altar.

1. Palabras de Jesús de Nazaret, señaladas en la obra Caballo de Troya I
2. Sigmund Freud, padre del psicoanálisis, contribuyó en los movimientos de liberación de la mujer.

2 de agosto de 2008

EL DEBER DEL POLÍTICO Y EL HACER DE LA MAYORÍA


Por: Erika Calanche Ramos


El deber de los políticos es hacer, es concebir acciones y proyectos que mejoren las condiciones de infraestructura urbana, ambiental y social; respaldar sistemas económicos que permitan un equilibrio entre la fabricación y el consumo, incentivar mecanismos y normas de conciencia de participación que involucren a la mayoría de las personas en los procesos de producción para el Estado respetando los valores humanos.

Para ser más explicita, es preciso entender que desde quien preside el gobierno hasta quienes lideran organizaciones civiles y el mismo colectivo somos parte del deber político, ya que esta tarea no es exclusiva de aquellos a quienes se les delega la responsabilidad de administrar los proyectos de calidad de vida que en sinergia diseñen y planteen las comunas. Es decir, que todos somos hacedores de política y se le suministra el poder de hacer nuestras propuestas a un líder político que será voz y acción de nuestros proyectos comunales y sociales; en este sentido, también como colectivo y activas personas trabajadoras por nuestros vecinos y nosotros mismos tenemos la responsabilidad de fiscalizar y ser contralores de que nuestros líderes o representantes gestionan con la misma capacidad ética y moral nuestra, es por ello, que tenemos según lo establecido por nuestra magna constitución la potestad en mayoría de derogarle poder de hacer a estos representantes políticos cuando incurren en demagogia y corrupción.

Ahora bien, cuando se expresa en el título el hacer de la mayoría se hace referencia a la mayoría colectiva, a la mayoría de los Voceros Comunales, Diputados, Concejales, Alcaldes y Gobernadores; es obvio que quienes hayan concebido el buen hacer de la política no debe aludirse por lo que a continuación se esbozará.

En 1999 se inicia en nuestro país un gobierno que propone un sistema político de cambios radicales en los paradigmas sociales y económicos en pro de dignificar la calidad humana y la cultura de Venezuela y los países latinos. Sin embargo, esta corriente idealista le otorga a los diversos grupos sociales la posibilidad de participar y hacer bajo el principio del valor humano, pero la realidad que plasman los hechos por ahora difiere del idealismo que se profesa, pues en primera instancia es imprescindible asumir la voluntad de hacer con vocación y ética, por ende, no basta con profesar y expresar el sentir social, es preciso ejecutar acciones sociales que vivifiquen tal sentir.

Profesar sin hacer es igual a demagogia, hacer para el lucro propio y no para el lucro colectivo es igual a monopolio y esto a su vez es corrupción y malversación de fondos. Estas líneas pretenden una profunda reflexión para quienes hacen política facinerosa, tapizando los muros de nuestro país con sus rostros sin sentir la necesidad de su colectivo y sin involucrarse con los proyectos que plantean los mismos. También para aquellos que bajo la imagen del máximo líder [1] anhelan acariciar el poder para tener sin hacer, peores éstos, pues detrimen el sentir de la mayoría y defraudan el proyecto megapolis planteado y ejecutado por quienes laboran día a día por el cambio cognitivo y esencial de nuestro pueblo.

Finalmente y muy particularmente tengo fe en que se puede hacer mera política para alcanzar cambios radicales en la calidad humana de las personas que lideran los sistemas sociales del quehacer político y la pimienta de este cambio es la buena formación a la generación de relevo.

CONQUISTAS DE MUJERES Y HOMBRES DEL SIGLO XXI


Por: Erika Calanche Ramos.

“Hombres y mujeres lucharon por conquistar territorios y formar naciones prósperas, debatieron y sacrificaron vidas por establecer sistemas políticos y normas que permitiesen sociedades justas, vencieron las inclemencias de la naturaleza y cautivaron la ciencia y la tecnología para abrir paso a un nuevo mundo: El siglo XXI”


La historia relata las osadías de hombres y mujeres en la búsqueda de la conquista de territorios, sistemas y poderes políticos que controlan las sociedades en base a normas y leyes; nos muestran la capacidad del ser para sobrellevar la noble e implacable naturaleza y el divino entendimiento de la humanidad para nutrir la ciencia y la tecnología. Sin embargo, todos estos cambios drásticos y radicales de la humanidad traen consigo el sacrificio de la vida de personas justas e injustas, el sacrificio de la naturaleza y el ambiente dejando implacables huellas en la conducta de los seres que hacemos vida en el planeta.

Se exhorta a esta breve reflexión, ya que para comprender las conquistas del ser humano de este nuevo siglo es preciso conocer la historia y el sentir de la generación pasada. No obstante, los escritores e historiadores plasman medianamente en sus líneas el mero sentir, la inspiración y la musa que motivó a estas mujeres y hombres de dones y misiones para emprender grandes batallas de armas y batallas ideológicas que enmarcaron la cognición y el comportamiento de las masas. En consecuencia, la nueva generación es efecto de aquellas causas.

En este sentido, las luchas del siglo XXI también están enfocadas a la eterna conquista del poder, la diferencia es que el poder de este nuevo mundo es diferente al poder del antiguo mundo. La lucha es menos perceptible pero más agresiva, las armas actuales no son cañones, ni bolas de fuego, son microscópicas bacterias y virus que aniquilan miles de vidas. La guerra de la nueva era se viste de lujo y permanece encendida las 24 horas, bombardea subliminalmente el inconciente y conduce a las personas al objetivo de quienes en sonrisas austeras seducen a través de la vanidad al desequilibrado consumo de la mayoría.

El ser humano del siglo XXI conquista de manera individual y el ingenio que le inspira tiene el nombre de una marca que le ha sido vendida a través de los medios de comunicación de masas. De manera frontal y maquiavélica las personas se disputan por el nombre de un cargo empresarial, organizacional o institucional sin que la lealtad, la ética y la vocación sea parte del motivo que les impulse a tal lucha. La conquista actualmente es individualista y superflua.

Si bien es cierto, las personas de antes y las de ahora anhelan los poderes incitados por la codicia a la riqueza, sólo que las riquezas actualmente no son vasijas contenidas de oro y piedras preciosas, menos baúles con cantidades valiosas de metales legítimos y morocotas, o titulados de reyes con grandiosos imperios y castillos. Las riquezas del la nueva era son los recursos minerales y energéticos que se utilizan económicamente como un arma política. Simultáneamente, la tecnología considerada también como una riqueza, es una herramienta para el avance de la ciencia fisicoquímica y natural en pro de la salud de las personas, tal tecnología se convierte en una amenaza cuando se utiliza como un recurso para la iniquidad del ser por el ser, su evolución es asombrosa tanto que supera la evolución del ser humano y aquel que disponga de la misma maneja la macro información global y aunque no sea perceptible este poder es mayor que el que otorga el oro negro y sus combustibles derivados.

La verdad, es que los seres humanos desde sus inicios descritos se han avocado con gran afán a luchas para conquistar el poder en toda su esencia y presencia. Sin embargo, la historia nos muestra que la ingenuidad, la nobleza, la humildad y el amor no son protagonistas en los hechos, mucho menos en las batallas emprendidas por hombres y mujeres en todos sus tiempos, claro está, que la bandera dilemática de las mismas fueron y son la justicia, la igualdad y la paz pero para alcanzar estas grandes damas heroicas es necesario aplicar cada día la magnanimidad del ser (honradez, generosidad, fidelidad y estima) la cual abrirá paso a la conquista absoluta y en armonía con nuestro planeta, respetando toda la vida que cohabita en el mismo.

En conclusión no se pretende desestimar los grandes logros de la humanidad sino que será este siglo XXI parte de la cadena de conquistas del ser, el cual dejará una huella para el siglo XXII esperando que se abra la divina brecha que nos hace humanos y por ende cese la lucha insaciable por todo y nada; verdaderamente, las conquistas de las almas nobles son imperceptibles y generan frutos genuinos para toda la humanidad, sin que estas líneas se consideren retórica de quien ahora les escribe.

13 de abril de 2008

MI AMADO PAÍS, MI AMADO PUEBLO Y MI AMADO HUGO


El 13 de Abril es digno ejemplo de la nobleza y el amor de nuestra Venezuela Heroica.

Por: Erika Calanche Ramos.

Este artículo definitivamente expresará la pasión que mi alma siente por nuestra Venezuela Heroica que nos ha abrigado, dado y crecido después del vientre de la madre, nuestra patria que muy personalmente llamo Matriarca, ya que es la mujer la que ha mantenido en pie de lucha este sentir familiar y político que claman los cambios sociales; muestra de ello, es el digno ejemplo del amor de mujeres y hombres quienes con heroísmo salieron el 13 de Abril para dejarle claro a un mezquino sector de nuestra nación que la mayoría de los justos y los nobles no son burlados con tretas ignominiosas de los inicuos.

Recuerdo con mucha aflicción esos días en que mi amado pueblo recibía una vez más, la asquerosa cachetada de los politiqueros y poderosos retrógrados que sacrificaron vidas inocentes de venezolanos, quienes en las calles de la gran Caracas alzaron nuestra bandera expresando afecto a nuestro líder e igualmente, es justo mencionar aquellos venezolanos que defendían vanidosamente los intereses de un minoritario sector. Lamentablemente, por cada vida perdida, manos viles y egoístas contaban sumas de dólares pagados para ver sucumbir este país heroico socialista. Pero, no valió plan alguno que amorrara el carácter popular y se hizo sentir ante la injusticia el grito del bravo pueblo defendiendo con orgullo su digna conciencia.

Recuerdo con satisfacción niños, jóvenes, madres, padres y ancianos gritando en las calles de diversas ciudades de este país “queremos a Chávez” nuestro amado líder, y cuando expreso que el señor Hugo es nuestro amado, es porque la mayoría de las venezolanas y los venezolanos depositamos en este hombre confianza y esperanza, siendo esta la fiel demostración de amor de un pueblo noble ante su líder. Nuestro amado líder, por este amor que muchos sentimos ante este idealismo, no permitiremos que en el ceno de nuestro movimiento socialista se infiltre el inconciente, el inicuo, el egoísta, el burócrata, el demagogo, el corrupto y el adulador, pues son estos los que traicionarán la causa que nos inspira a la mayoría de los venezolanos.

Existen grandes sentires de justicia y de armonía social en la cognición de muchos justos que en silencio labramos en cada espacio de nuestro país para nutrir el alma y la mente de aquellos que carecen de herramientas ideológicas para emerger al mundo digno, al mundo que todos nos merecemos por ley divina de Dios, pero en el incomprensible libre albedrío que nos otorgó el gran Juez se nos presentan dos vertientes: 1. El poder para concebir equitativamente el beneficio humano respetando la naturaleza a la que nos debemos; 2. El poder para concebir logros banales que de manera mezquina ofenden la dignidad de muchos.

En este sentido, el 13 de abril del año 2002 se demostró que la mayoría de nuestro pueblo generoso tiene el poder y la voluntad para respetar el beneficio humanista – socialista a la que nos debemos. En tanto, una vez más, nuestra tierra heroica Venezuela deja en la huella histórica de Latinoamérica el sublime sentir y pensar que distingue a mujeres y hombres de mi amado país y su valiente acción en el transcurso de los años desde que nuestro insigne libertador abrió la brecha de justicia, paz e igualdad, siendo estos tres factores los grandes dilemas del ser en su existencia.

Finalmente, cada día es el deber ser dedicarse con vocación y amor para obrar por mi amado pueblo, mi amado país y mi amado Hugo, pues de este modo, honramos dignamente a nuestras mujeres heroicas y nuestros hombres valientes quienes magnánimamente vivificamos el grito “patria, socialismo o muerte VENCEREMOS” a la injusticia, la iniquidad, la demagogia y la corrupción de aquellos que se niegan al beneficio de la mayoría y de aquellos que disfrazados de socialistas juegan al perdedor para mantenerse en el poder deshaciendo lo que en la base muchos hacemos en pro de este proyecto de país que dejaremos como legado a nuestros hijos venezolanos y más allá latinoamericanos.

30 de marzo de 2008

LA DEMAGOGIA MENOSCABA LA ESENCIA DE GRANDES IDEALES Y PROYECTOS HUMANISTAS.


“Se espera que no sea utilizado este artículo de manera mefistofélica por algún grupo político para tergiversar o aludir algún personaje. Contrario a ello, se pretende exhortar a todos los garante de la política reflexionar sobre el planteamiento”.


Por: Erika Calanche Ramos.

Cada día surgen nobles y modestos pensamientos de transformación humana que abren paso al cambio social a través de proyectos significativos en pro de la calidad de vida de las personas en sus diversos sistemas de convivencia y desarrollo. Pero, en esta misma medida en la que nacen por esencia natural del ser estos bondadosos pensamientos, nos encontramos con el flagelo de la inconciencia, la hipocresía y la subestimación de unas personas hacia otras, este hecho se denomina Demagogia (del griego, dmaggos, líder popular y dmos, pueblo) es una estrategia política que consiste en apelar a emociones (sentimientos, amores, odios, miedos, deseos) para ganar el apoyo popular, frecuentemente mediante el uso de la retórica y la propaganda. [1]. Es también, “el juego perverso de los inicuos basado en falsas ofrendas y palabras para alcanzar objetivos mezquinos, utilizando la esperanza del crédulo”. [2]

De esta forma, Aristóteles se oponía a la democracia como forma de gobierno adecuada, ya que consideraba como la tendencia inevitable que el pueblo caiga en la demagogia como poder. Polibio denominó esta desvirtuación como (oxlokratía), término que se mantiene hasta hoy en el español como oclocracia:.. Lo que distingue esencialmente la democracia de la oligarquía, es la pobreza y la riqueza; y donde quiera que el poder esté en manos de los ricos, sean mayoría o minoría, es una oligarquía; y donde quiera que esté en las de los pobres, es una demagogia. [3]

Seguidamente, se hace una reflexión de este tema, ya que este año en nuestro país se llevará a cabo el proceso de sufragio regional y municipal, en el cual, saldrán a la contienda política un grupo de personas con cierto nivel de poder y otros de liderazgo, quienes ofertarán a las diversas poblaciones mejoras en el sector de salud, educación, vialidad, vivienda, seguridad y en general profesarán una sociedad digna llena de Paz. Aunado a lo expuesto, algunos de estos candidatos (auto - postulados y otros postulados), se dirigirán a las comunidades más necesitadas sólo en el lapso de la campaña electoral. De modo que, en este proceso eleccionario, se podrá presenciar unos pocos que verdaderamente desean laborar con vocación y amor para sembrar un sentido de conciencia humanista en las comunidades donde asisten, sin embargo, es necesario recalcar que dicha asistencia debe ser constante en base a logros. Asimismo, se contemplarán los aspirantes que se dedican a establecer metas para alcanzar el codiciado poder que otorgan estos cargos de gerencia pública descentralizada que se encuentran a un paso de la casa de los helados de oro negro “Miraflores”. [4]

Sin embargo, señores políticos, es preciso dejar claro que en 1999 surgió con ímpetu y pasión un pueblo con la imprescindible necesidad de participar en lo que bien significa gerencia pública, es decir, gerencia al servicio de la gente, donde esta gente también es parte del diseño, del trabajo y la gestión de los proyectos de desarrollo del país. A su vez, emerge con este sentir de cambios drásticos (revolución) un líder que representa hasta ahora la casa de gobierno de Estado, quien instauró un sistema político que ha transformado los sentires y pensares de los venezolanos, proceso gubernamental que ha dejado huellas en obras de formación social y de infraestructura educativa, de vivienda, salud y vialidad; pero, tal y como se señala en el título lamentablemente se ha infectado este proceso de grandes ideales socialistas con el virus de cognición demagógico y burocrático, quedando presos en este sistema los justos y los injustos.

Más lúgubre aún, es que el falso prometer del día a día se alimenta la esperanza de aquellos que no han sido educados en mente y alma para comprender que la política la hacemos todos los seres en el quehacer colectivo, no es mero y único rol de los que se escogen para liderar nuestra voces, nuestras propuestas, nuestros proyectos. Es decir, la demagogia es un factor de oratoria que permite atraer hacia los intereses propios las decisiones de los demás utilizando falacias o argumentos aparentemente válidos que, sin embargo, tras un análisis de las circunstancias, pueden resultar inválidos o simplistas, en tanto también se dará este maquiavélico hecho en las organizaciones civiles; por ende, las falsas palabras se convierten en una cadena interminable como un espiral que se inicia en la conciencia propia, la cual, se manifiesta en el quehacer social. En este sentido, la labor no queda a cargo de unos silenciados seres con bondadosos ideales, pues estas mujeres y hombres se debaten en una lucha atroz con los demagogos quienes por lo general alzan el estandarte hipócrita llamándose personas de PAZ, Cristianos y Socialistas (para los que fingen este sentir), logrando con su falsa profesión hacer indulgencia en escapulario ajeno.

En este sentido, el demagogo más allá de ser falso es adulante y traicionero, pues son características asociadas, ya que todo aquel que adula lo motiva un objetivo, por tal razón, adulará y falseará hasta lograr el heladito del poder. De manera que, no es blasfemia expresar que los politiqueros persiguen con hambre al liderazgo y quien le lidera, mismo que – según el sentir de esta alma –, yace agobiado por ese sistema corrupto y charlatán. También, se suman en este circo polítiquero los charlatanes que se niegan al sistema y que sólo se asoman a las calles venezolanas en las fechas eleccionarias para realizar sus fatuas campañas polítiqueras, pero, jamás se dedican al trabajo socialista (humanitario), es decir, verdecitos, blanquitos, amarillitos, azulitos y algunos disfrazados de rojitos dedicados absolutamente a las campañas de terror y negación sórdida.

Asimismo, en este quehacer demagogo intervienen también los mefistofélicos sistemas políticos de otros países que imperan la macro economía mundial, la cual va de la mano con el ejercicio polítiquero de la derecha de nuestro país y viceversa. Aunque muy concienciadamente, se considera que el peor enemigo de los procesos de cambios yacen en sus venas. [5]. No obstante, es justo transformar la conciencia del ser y su espíritu creador, de lo contrario, estaremos ciegos para ver aquello que va más allá de lo que pueda ser tangible y que a su vez abre paso a los magnos y profundos ideales de mujeres y hombres en el diseño de proyectos humanistas, respetando la armonía de la tierra y la relación de convivencia de unos con otros.

Finalmente, un digno ejemplo de lo que se opone a la demagogia y la burocracia, es la sencillez con la que se relacionan los niños con el mundo, sería razonable imitar su inocente proceder y efectivamente, se estimará la noble esencia de lo que realmente significa hacer política (polis).


1. Diccionario Enciclopédico Ilustrado, 1996. Océano Grupo Editorial. S.A. Barcelona España.
2. Teoría del autor.
3. Aristóteles (1874), Política, Libro 3, Cap. V., Madrid: Medina y Navarro.
4. Miraflores, casa de Gobierno del Estado Venezolano.
5.El Peor Enemigo de la Revolución yace en sus venas, 2008. “Venezuela es Mujer Heroica”
www.calancheerika.blogspot.com

12 de febrero de 2008

VENEZUELA REQUIERE LAS TRES V: VOLUNTAD POLÍTICA, VOCACIÓN CIUDADANA Y VIVIFICAR LAS LEYES.


"Un mensaje modesto para nuestro pueblo heroico"


Por: Erika Calanche Ramos

Tal y como se titula este artículo, nuestro país requiere de la Voluntad Política, de los Gobernantes y líderes, ya que debe ser un trabajo coordinado de todos los que participan de un modo directo e indirecto en este proceso, dedicándose a lo que profesan en sus campañas eleccionarias y otorgar estímulos y herramientas para enseñar al ciudadano que la política es quehacer de todos. De modo que, el colectivo debe igualmente asumir el compromiso de participar forjando proyectos de desarrollo socio – ambiental mancomunadamente con los entes gubernamentales en pro de la calidad humana de la comunidad.

Aunado a lo expuesto es indispensable la Vocación Ciudadana que permita mejorar la bondad de la vida, pues el desempeño de la mujer y el hombre en lo laboral y familiar debe basarse en el principio del querer por el hacer. Además, es preciso Vivificar las Leyes, ya que de nada sirve construir y redactar una y otra vez estas letras sin que las mismas se conciencien y ejecuten con ética y moral. En este sentido, según el modesto sentir del autor las tres V representan la profundización de las tres R: Revisión, Rectificación y Reimpulso; ya que se podrá Rectificar cuando la mayoría de los que hacen vida política (Gobernantes, Líderes, y Colectivo) disciernan el significante propio de la Voluntad para tomar decisiones y acciones que solventen las condiciones críticas de nuestro entorno o comunidad.

Igualmente, se logrará Revisar con conciencia los sistemas sociales, económicos y políticos cuando cada ciudadano en el ejercicio de sus labores se sensibilice ante el principio de inspiración para desempeñarse en su oficio sin discriminación, egoísmo y arbitrariedad. De manera que, si se logra Vivificar las Leyes que yacen en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela la cual, representan las normas jurídicas para ser hombres y mujeres de justicia, moral y ética en el ejercicio de los roles gubernamentales, civiles y militares; entonces, nuestra Venezuela se Reimpulsará a la dignificación de todo lo que implica nuestro Estado – Nación.

Sin embargo, no basta sólo con expresar que requerimos las tres V y las tres R, pues es preciso que cada ciudadano se ofrende a enseñar con humildad lo que acá se plantea, sembrar en las venas de nuestra generación de relevo un sentido de pensamiento que permita la armonía de convivencia humana plasmada en las teorías y en las praxis dirigido a todos los niveles de la sociedad, tal y como lo han plasmado nuestros grandes líderes Venezolanos, Latinoamericanos y Europeos, ya que de no hacer vivas estas reflexiones y los sabios planteamientos ideológicos que describen el significado esencial del Socialismo, desde las sociedades consumistas justificadas ante un supuesto desarrollo hasta los pueblos y etnias de cualquier rincón de la tierra sucumbirán ante la irresponsabilidad vil e inicua de nuestra ignorancia e inconciencia.

En tanto, serán absurdas las batallas de unos pueblos contra otros, serán absurdas incluso las posiciones de defensa y ofensa, pues la historia única de la tierra la hace en sus acciones la mujer y el hombre y por ahora la historia vivencial escrita ha sido la misma “Iniquidad vs. Pueblo esperanzado”, ha sido el eterno y gran dilema de mujeres y hombres, sólo han cambiado los tiempos, los sistemas y quienes han protagonizado de manera noble y justa; y de manera egoísta e injusta. Es por ello, propio e imprescindible aplicar planes de sensibilidad de cada ser para con el colectivo que abra una brecha a la acepción colectivista que unifique la cognición humana para hacer espacios dignos a las generaciones futuras, por demás es esta una labor compleja y radical.

22 de enero de 2008

¿QUÉ ES LA POLÍTICA? Y ¿QUÉ ESTABLECIERON LOS DIRIGENTES POLÍTICOS?


Por: Erika Calanche Ramos.


La política, es la toma de decisiones de líderes y funcionarios elegidos por la mayoría de los integrantes de un área comunal o territorio quienes a su vez deben ser partícipes en ese proceso de disposiciones teniendo como principio ético la armonía, el desarrollo sustentable, el progreso del colectivo, la solidaridad entre unos y otros; respetando la esencia de convivencia humana y su ambiente” [1]



¿Qué es la Política? Para definir este término en la actualidad, deben considerarse la influencia de la idiosincrasia, las voluntades y las vocaciones de los distintos Pueblos, así como también las condiciones, las oportunidades y las dificultades que brinda el medioambiente. En este sentido, los principios del ejercicio político deben abarcar fundamentalmente la causa por la que se constituye un organismo político, el sentido esencial de la organización política y las formas institucionales que regulan la vida del organismo político para comprender su funcionamiento en la sociedad.

Aunado a lo antes expuesto, debe considerarse que la naturaleza de la política parte de la mera realidad, donde un conjunto de seres humanos conviven compartiendo el mismo destino y una determinada organización social en cuyo marco se toman decisiones que favorecen o afectan al conjunto. En tanto, desde una visión general, se hace claro que la política se encuentra en el proceso convivencia – decisión, dónde existe una comunidad organizada de seres humanos. Es decir, que sin seres humanos y sin el sentido mismo que implica serlo no hay política; tampoco la hay si no existe la organización social; lo planteado constituye entonces, el objetivo que muchas ideologías han ignorado.

Igualmente, esta realidad ha demostrado que en todo organismo social prevalece una actividad deliberadamente conductora y organizadora que funge como guía de los criterios, que va más allá de los procesos aprobatorios libres y espontáneos. De esta manera, se constituye una comunidad. Además, los dirigentes o líderes que logran dicha conformación, tienen la facultad de tomar decisiones que influyen en la comunidad, otorgado este Poder por las mismas personas que la integran con el objetivo fundamental de hacerlas cumplir. En tanto, estas decisiones se constituyen en hitos que indican la evolución del organismo político o el detrimento del mismo, siendo la Historia el fiel reflejo de ésta aseveración.

Asimismo, existen diversas teorías que detallan el significado de la Política y sus diferentes corrientes ideológicas:

1. Las de izquierda: Comunismo, Marxismo, Leninismo, Maoísmo y Socialismo. La esencia que distingue estas teorías de sentires y pensamientos, es la igualdad legal y humana de las sociedades, respetando la condición de la mano de obra de cada ser en su ejercicio vocativo, donde el desarrollo de las mismas está basado en la sinergia laboral en pro del colectivo.

2. Las de derecha: Liberalismo, Monarquismo, Conservadurismo, Neoliberalismo y Capitalismo; La naturaleza de estas doctrinas ideológicas están basadas en el desarrollo del capital, prevaleciendo los intereses de producción e incremento económico de las elites individualistas, apartando en el proceso de acción el respeto y la armonía de convivencia humana.

3. Y las de Centro Izquierda – Derecha: Centrismo radical y Democristianismo.
Se caracteriza a sí misma equidistante entre una y otra doctrina. Si bien parte de los partidos de un espectro de la derecha tradicional que se han agrupado dentro de la definición de centro político, también muchos partidos socialdemócratas y de la nueva izquierda socialista, que en los años 80 tras la caída del Muro de Berlín, han ido moderando su discurso de modo que se incluyen también dentro de la definición de centro. La esencia de estas ideologías se basa en la producción capitalista y el respeto humano que obedece a la propuesta del clero eclesiástico, es decir, la armonía de convivencia según el Poder Católico Cristiano.

Cada una de estas corrientes políticas, se aplican según la condición humana y de conciencia de las personas organizadas en colectivo y sus representantes políticos; por ende, cada región, país y Estado ejecuta sus funciones gubernamentales según la tendencia paradigmática que la distingue en su quehacer político. No obstante, la historia y el presente mismo, ha dejado en claro los factores positivos y negativos en el proceso de ejecución de cada una de las tendencias políticas en el mundo.

Así la esencia de la política, es absolutamente, actividades que se relacionan con el poder, en el cual, este poder se entiende como la capacidad de incidir en forma efectiva sobre el destino de un conjunto de seres humanos. Desde una óptica social, es una ciencia que se debe orientar a la investigación y a establecer las condiciones que un conjunto de seres humanos necesita para lograr su máximo nivel de desarrollo. Y estratégicamente, es el arte de visualizar los acontecimientos, con el objetivo de prever situaciones, pues de este modo, se logrará eficaz y efectivamente la adecuación de las estructuras del conjunto humano acorde a las condiciones y a los desafíos que presentará el futuro.

Se ha definido de un modo breve el significado esencial de la política, ahora bien, es preciso aclarar y conceptuar ¿Qué establecieron los dirigentes políticos? y el modo en que se ha tergiversado el significante de este ejercicio. Respondiendo lo expuesto, los dirigentes “politiqueros” y no políticos, responden a intereses individualistas y no colectivistas, sin pecar con lo dicho en una aseveración universal que cuestione la actividad de los dirigentes políticos, pero cabe destacar que los hechos, las vivencias y la historia misma, han demostrado que la conciencia del hombre y la mujer en su ejercicio político aún es vulnerable al egoísmo, la corrupción, la demagogia, la burocracia y la iniquidad.

En tanto, lo que acá se expone no es una acusación o un mezquino señalamiento, es simplemente la verdad que la referencia política no sólo de Latinoamérica sino de todos los continentes ha plasmado. Por tanto, las acciones políticas de los diversos países afectan o benefician las diversas sociedades, ya que en este proceso de globalización, de relaciones internacionales, de intercambios culturales, económicos, políticos y sociales no se exime a ningún Estado y su nación. En consecuencia, somos un todo y las decisiones políticas deben ejecutarse bajo esa armonía de convivencia humana de la que tanto se profesa y se habla en las Organizaciones de las Naciones Unidas, pero que hasta la fecha de su fundación no se ejecutan como lo indica el principio mismo de Dios y el Ser.

En este sentido, los políticos y sus organizaciones han tergiversado el significado propio de la política, el cual se expuso al inicio de este artículo con el objeto de exhortar a la reflexión a todos los partidos políticos, sus dirigentes y todos aquellos que hacemos política, pues la voluntad política depende de todos los que hacemos vida en esta sociedad. Por consiguiente, los modelos políticos dependen de la cultura de cada pueblo y es preciso formar sistemas de Gobiernos que satisfagan las necesidades y expectativas de todos los seres que acá convivimos, pero es fundamental ante todo, concebir cognición socialista ó democrática, donde ambas palabras tienen el mismo significado, pero que lamentablemente se le ha dado otro significante; para dar muestra de lo planteado, se definirá a continuación ambos términos:

  • Democracia: Sistema de Gobierno en el que la soberanía pertenece al pueblo que ejerce el poder bien directamente (poder popular), bien por medio de sus representantes, quienes deben garantizar a todos sus pobladores seguridad social y calidad de vida. [2]
  • Socialismo: Sistema de organización social y de gobierno basado en el principio de la igualdad, con la finalidad de que todas las personas que integran el colectivo mantengan buen nivel de vida, y se les proporcione: salud, educación y vivienda por igual. [3]. Señores lectores dejo a su conciencia la interpretación de estas.
En conclusión, se puede decir que la falla radica en este simple ejemplo que se expondrá: “La Sra. Diana Demosofía, es una mujer, madre trabajadora, quien por ser digno ejemplo en su comunidad y por demás activista de la misma, sus vecinos deciden a través de un sistema de sufragio elegirla como representante comunal para que ella sea vocera de los proyectos del sector y las necesidades que presente el mismo y así construir mejores sistemas de vida. Pero, la Sra. Diana Demosofía, por su gestión comienza a recibir del Gobierno Central fondos económicos para lograr que esos proyectos sean concebidos. Al recibirlos bajo todos los requisitos legales establecidos, ella y otros compañeros que laboran la política de su comunidad deciden crear un fondo especial de ese mismo dinero recibido para algunos gastitos que puedan generarse en la organización política que ellos integran, por lo que sólo un porcentaje se destinará a esas obras y otro tendrá otro curso. Aunado a ello, la Sra. Diana, por sus niveles de popularidad necesita adquirir otros status sociales y vestirse mejor ya que piensa postularse para Alcaldesa y decide tomar por cada fondo aportado un porcentaje del mismo para satisfacer sus ambiciones politiqueras. En consecuencia, los proyectos de su comunidad no se ejecutaban cabalmente y sus compañeros de la organización también tenían las mismas aspiraciones.

En todo este proceso planteado, llega un momento que a la Sra. Diana y sus compañeros politiqueros olvidaron el principio ético y socialista. Finalmente, este es apenas uno de los tantos ininteligibles problemas que van al detrimento de los sistemas políticos y sociales, sin obviar algunos complejos de la sociedad por los títulos que adquieren mujeres y hombres con el propósito único de capacitarse y tener el poder para ofrecer un servicio al colectivo.
1. Concepto del Autor
2. Análisis de teorías en:http://es.wikipedia.org/wiki/Socialismo
3. Análisis de teorías en:http://es.wikipedia.org/wiki/Democracia