30 de marzo de 2008

LA DEMAGOGIA MENOSCABA LA ESENCIA DE GRANDES IDEALES Y PROYECTOS HUMANISTAS.


“Se espera que no sea utilizado este artículo de manera mefistofélica por algún grupo político para tergiversar o aludir algún personaje. Contrario a ello, se pretende exhortar a todos los garante de la política reflexionar sobre el planteamiento”.


Por: Erika Calanche Ramos.

Cada día surgen nobles y modestos pensamientos de transformación humana que abren paso al cambio social a través de proyectos significativos en pro de la calidad de vida de las personas en sus diversos sistemas de convivencia y desarrollo. Pero, en esta misma medida en la que nacen por esencia natural del ser estos bondadosos pensamientos, nos encontramos con el flagelo de la inconciencia, la hipocresía y la subestimación de unas personas hacia otras, este hecho se denomina Demagogia (del griego, dmaggos, líder popular y dmos, pueblo) es una estrategia política que consiste en apelar a emociones (sentimientos, amores, odios, miedos, deseos) para ganar el apoyo popular, frecuentemente mediante el uso de la retórica y la propaganda. [1]. Es también, “el juego perverso de los inicuos basado en falsas ofrendas y palabras para alcanzar objetivos mezquinos, utilizando la esperanza del crédulo”. [2]

De esta forma, Aristóteles se oponía a la democracia como forma de gobierno adecuada, ya que consideraba como la tendencia inevitable que el pueblo caiga en la demagogia como poder. Polibio denominó esta desvirtuación como (oxlokratía), término que se mantiene hasta hoy en el español como oclocracia:.. Lo que distingue esencialmente la democracia de la oligarquía, es la pobreza y la riqueza; y donde quiera que el poder esté en manos de los ricos, sean mayoría o minoría, es una oligarquía; y donde quiera que esté en las de los pobres, es una demagogia. [3]

Seguidamente, se hace una reflexión de este tema, ya que este año en nuestro país se llevará a cabo el proceso de sufragio regional y municipal, en el cual, saldrán a la contienda política un grupo de personas con cierto nivel de poder y otros de liderazgo, quienes ofertarán a las diversas poblaciones mejoras en el sector de salud, educación, vialidad, vivienda, seguridad y en general profesarán una sociedad digna llena de Paz. Aunado a lo expuesto, algunos de estos candidatos (auto - postulados y otros postulados), se dirigirán a las comunidades más necesitadas sólo en el lapso de la campaña electoral. De modo que, en este proceso eleccionario, se podrá presenciar unos pocos que verdaderamente desean laborar con vocación y amor para sembrar un sentido de conciencia humanista en las comunidades donde asisten, sin embargo, es necesario recalcar que dicha asistencia debe ser constante en base a logros. Asimismo, se contemplarán los aspirantes que se dedican a establecer metas para alcanzar el codiciado poder que otorgan estos cargos de gerencia pública descentralizada que se encuentran a un paso de la casa de los helados de oro negro “Miraflores”. [4]

Sin embargo, señores políticos, es preciso dejar claro que en 1999 surgió con ímpetu y pasión un pueblo con la imprescindible necesidad de participar en lo que bien significa gerencia pública, es decir, gerencia al servicio de la gente, donde esta gente también es parte del diseño, del trabajo y la gestión de los proyectos de desarrollo del país. A su vez, emerge con este sentir de cambios drásticos (revolución) un líder que representa hasta ahora la casa de gobierno de Estado, quien instauró un sistema político que ha transformado los sentires y pensares de los venezolanos, proceso gubernamental que ha dejado huellas en obras de formación social y de infraestructura educativa, de vivienda, salud y vialidad; pero, tal y como se señala en el título lamentablemente se ha infectado este proceso de grandes ideales socialistas con el virus de cognición demagógico y burocrático, quedando presos en este sistema los justos y los injustos.

Más lúgubre aún, es que el falso prometer del día a día se alimenta la esperanza de aquellos que no han sido educados en mente y alma para comprender que la política la hacemos todos los seres en el quehacer colectivo, no es mero y único rol de los que se escogen para liderar nuestra voces, nuestras propuestas, nuestros proyectos. Es decir, la demagogia es un factor de oratoria que permite atraer hacia los intereses propios las decisiones de los demás utilizando falacias o argumentos aparentemente válidos que, sin embargo, tras un análisis de las circunstancias, pueden resultar inválidos o simplistas, en tanto también se dará este maquiavélico hecho en las organizaciones civiles; por ende, las falsas palabras se convierten en una cadena interminable como un espiral que se inicia en la conciencia propia, la cual, se manifiesta en el quehacer social. En este sentido, la labor no queda a cargo de unos silenciados seres con bondadosos ideales, pues estas mujeres y hombres se debaten en una lucha atroz con los demagogos quienes por lo general alzan el estandarte hipócrita llamándose personas de PAZ, Cristianos y Socialistas (para los que fingen este sentir), logrando con su falsa profesión hacer indulgencia en escapulario ajeno.

En este sentido, el demagogo más allá de ser falso es adulante y traicionero, pues son características asociadas, ya que todo aquel que adula lo motiva un objetivo, por tal razón, adulará y falseará hasta lograr el heladito del poder. De manera que, no es blasfemia expresar que los politiqueros persiguen con hambre al liderazgo y quien le lidera, mismo que – según el sentir de esta alma –, yace agobiado por ese sistema corrupto y charlatán. También, se suman en este circo polítiquero los charlatanes que se niegan al sistema y que sólo se asoman a las calles venezolanas en las fechas eleccionarias para realizar sus fatuas campañas polítiqueras, pero, jamás se dedican al trabajo socialista (humanitario), es decir, verdecitos, blanquitos, amarillitos, azulitos y algunos disfrazados de rojitos dedicados absolutamente a las campañas de terror y negación sórdida.

Asimismo, en este quehacer demagogo intervienen también los mefistofélicos sistemas políticos de otros países que imperan la macro economía mundial, la cual va de la mano con el ejercicio polítiquero de la derecha de nuestro país y viceversa. Aunque muy concienciadamente, se considera que el peor enemigo de los procesos de cambios yacen en sus venas. [5]. No obstante, es justo transformar la conciencia del ser y su espíritu creador, de lo contrario, estaremos ciegos para ver aquello que va más allá de lo que pueda ser tangible y que a su vez abre paso a los magnos y profundos ideales de mujeres y hombres en el diseño de proyectos humanistas, respetando la armonía de la tierra y la relación de convivencia de unos con otros.

Finalmente, un digno ejemplo de lo que se opone a la demagogia y la burocracia, es la sencillez con la que se relacionan los niños con el mundo, sería razonable imitar su inocente proceder y efectivamente, se estimará la noble esencia de lo que realmente significa hacer política (polis).


1. Diccionario Enciclopédico Ilustrado, 1996. Océano Grupo Editorial. S.A. Barcelona España.
2. Teoría del autor.
3. Aristóteles (1874), Política, Libro 3, Cap. V., Madrid: Medina y Navarro.
4. Miraflores, casa de Gobierno del Estado Venezolano.
5.El Peor Enemigo de la Revolución yace en sus venas, 2008. “Venezuela es Mujer Heroica”
www.calancheerika.blogspot.com

1 comentario:

Celular dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Celular, I hope you enjoy. The address is http://telefone-celular-brasil.blogspot.com. A hug.