18 de agosto de 2008

LA MUJER Y EL ROL FAMILIAR


Por: Erika Calanche Ramos.

No es mera casualidad que esta página en la que se expresan mensajes, análisis y criticas esté titulada “VENEZUELA ES MUJER HEROICA”, a continuación se expondrá de manera explícita el desempeño de la mujer en el entorno familiar y situaciones de roles que la confrontan en dilemas de desempeños consigo misma y su entorno.

La mujer y la familia: “Si debo convertir a la mujer en hombre para que la misma sea tratada dignamente, entonces haré de ella un gran hombre” [1]. El cristianismo que literalmente profesa la iglesia católica condena a la mujer en el desempeño familiar y transforma este significante al aprendizaje en sumisión y sujeción; alegando en el discurso que Adán fue creado primero, luego Eva, siendo ella engañada y seducida por el demonio” (I Tim. 3, 11-15). Sin embargo, las frases de Pablo de Tarso declaran la igualdad de géneros “no hay judío, ni griego, no hay siervo ni libre, no hay varón ni hembra…” (Gal. 3, 28), es decir, se proclama la igualdad de hombres y mujeres en toda su esencia. Consecutivamente, hasta 1860 no existe noción de historia de la familia en Occidente y la única forma que se vivía era la patriarcal; a lo sumo se consideraba que hubo un período de comercio sexual sin normas el cual se le dio el nombre de poliginia (Forma de matrimonio en la que el hombre puede unirse con dos o más esposas) en Oriente y la poliandria (Forma de matrimonio en la que una mujer puede estar unida a dos o más esposos) en el Tibet, actualmente en nuestra sociedad definido en ambos casos como poligamia (Régimen familiar en el que una persona de uno u otro sexo, está unida a más de un conyugue).

Consecutivamente, la igualdad de la mujer en la familia es un factor que se ha transformado debido a circunstancias económicas – sociales, corresponde a los cambios y la necesidad de ambos géneros en los sistemas de participación para sustentar el hogar en algunos casos, en otros casos por ejemplo; en nuestra América Latina, la mujer es madre y padre, en otras palabras la sociedad dio un vuelco drástico de patriarcal a matriarcal, pues es la mujer la que actualmente realiza el rol de madre, el rol de amante y profesional.

No obstante, nuestra latinidad aún yace sumida en la concepción machista que la misma mujer propicia y fundamenta en la formación de sus hijos e hijas y depende de los valores que la madre aporte concebir mujeres y hombres amorosos, justos y responsables respecto a rol familiar si por el contrario se inculcan prejuicios que detrimen los valores humanos y familiares se formaran mujeres y hombres machistas donde la mujer idónea y madre de los niños debe sumirse a la fuerza en el hogar y la coacción por el hombre e igualmente esta mujer puede ser castigadora con sus hijos como reacción ante la frustración emocional sumándose a un circulo vicioso de maltrato familiar.

Con esta exposición de hechos, se pretende exhortar a la mujer heroica a formar mujeres y hombres de manera ecuánime e integral; pues muchas madres forman a sus hijas bajo el precepto de la subordinación para que la misma pueda encontrar el esposo ideal y mantener una figura o imagen familiar intachable. En consecuencia plantearé un ejemplo muy cotidiano en las navidades o el día del niño: a la pequeña niña se le obsequia el bebé querido, llorón o meón con cochecito y demás accesorios, la cocinita con tacitas y platitos; es decir, se prepara a esta pequeña inconcientemente a ser madre hacendosa prematura, contrariamente al niño se le obsequian carritos de carga, Ferrari, Muñequitos héroes condicionándolo a ser un hombre aventurero, independiente y para nada familiar.

En consecuencia, se forman mujeres familiares pero hombres libres; no es acaso esto antagónico. Por ende, Sigmund Freud define que la familia es un modo de perpetuar las ideologías del pasado, ya que los padres educan a los hijos según los dictados de su propio superego, desempeñando las ideologías un papel independiente de las condiciones económicas [2]. En la actualidad, el matrimonio y la convivencia familiar parece un factor de opresión y limitación tanto para la mujer como el hombre. No obstante, el matrimonio hoy por hoy, define en el subconsciente de las personas que cualquier hombre es idóneo, pero no cualquier mujer, más cuando la mujer tiene antecedentes de relaciones y si es soltera con hijos, pues, la sociedad en general las define como heroínas luchadoras dignas de admirar, fácil de desnudar y negadas al altar.

1. Palabras de Jesús de Nazaret, señaladas en la obra Caballo de Troya I
2. Sigmund Freud, padre del psicoanálisis, contribuyó en los movimientos de liberación de la mujer.

1 comentario:

darlyn dijo...

Que buen análisis de el rol que cumple la mujer actualmente en la sociedad y que es digno de mencionar como han cambiado los tiempos y se ha tenido un cambio significativo y de impacto en las familias actuales siendo de gran importancia ahora darle un visto de 360 grados a lo que es la forma de vida de las familias en la actualidad ....