2 de noviembre de 2007

MIRANDA CAUTIVADOR APASIONADO DIGNO DE ADMIRACIÓN


Por: Erika Calanche Ramos

Francisco de Miranda, tu ideal es el mejor legado, tus sueños es la realidad más compleja y profunda sobre la libertad de hombres y mujeres desde su propia conciencia. Nombrarte 191 años, significa revivir la esperanza de un pueblo que aún yace encadenado en cuerpo y alma al colonialismo.

Miranda, digno de admirar, el fuego de la verdad que expresó tu alma, la declamaste con gloriosa seducción una y otra vez cautivando los hijos de nuestra Mujer Heroica Venezuela. Tierra fértil, sublime y de exquisita esencia, codiciada por los viles imperios que jadean aún obsesivamente para violar la divinidad de su vientre paridor de vencedoras y quijotes, la misma hembra que inspiró tu alma para liberarla de las manos de la iniquidad que se disfraza con sotanas de bendiciones, vestiduras que en nombre de Dios te privaron el abrigo cálido y legítimo de la paz que sueñas aún desde la infinita corte del Gran Juez.

Hombre Universal, creyeron condenar tus ideales emancipadores en la gélida Carraca de la “Ama Impía” España, pero hoy tus hermanos revolucionarios alzamos tu voz desde esta tierra hasta los cielos, llevando en las venas los colores de las telas que con tus manos suaves al tacto y aguerridas en el sable, diseñaste la Digna Bandera de tu siempre mujer amada Venezuela. Amarillo, Azul y Rojo, es la perfecta combinación de significados que izaste el 3 de agosto de 1806 en la Vela de Coro, honrando la nobleza de las manos que obran para surtir, alimentar y abrigar a la egoísta y sesgada Oligarquía, siendo ésta la misma razón por la que nuestros pueblos se unen y vivifican tu Generalísimo nombre “Miranda”, dignificando la musa, y la pasión que heredamos de tu humilde ser.

El amor, la conciencia, los valores, la educación y la sabiduría del ser liberarán a los hijos del mundo entero de la iniquidad, el egoísmo, la indiferencia y la ignorancia; siendo estos los mayores opresores de las naciones. A este idealismo nos avocamos mujeres y hombres de nuestra Sublime Dama Heroica Venezuela.

No hay comentarios.: