16 de febrero de 2010

La Campaña Admirable: Justa liberación de la conciencia de los pueblos

No es mera casualidad que el líder de la V República, nombre “Campaña Admirable” a su próxima contienda política, la cual, honra a la batalla que emprendió la Independencia de Venezuela, comandada por Simón Bolívar, General en Jefe y Libertador de nuestra nación.



Por: Erika Calanche Ramos

La Campaña Admirable, fue el plan estratégico de Simón Bolívar y quienes le acompañaron en esta misión para lograr una efectiva acción militar enmarcada en la Guerra de Independencia de Venezuela, logrando la liberación del occidente del país conformado por las provincias de Mérida, Barinas, Trujillo y Caracas. Aunada a esta causa, Santiago Mariño, comandó las batallas victoriosas en el oriente, concibiendo con estas avanzadas conquistas liberadoras la conformación de la Segunda República de Venezuela.

En el actual contexto político, no es mera casualidad que el líder de la V República, Hugo Chávez, emprenda su próxima contienda eleccionaria bajo la consigna “La Campaña Admirable”, lo cual además de honrar esta victoria histórica, pretende exhortar a los venezolanos que se sienten comprometidos en conciencia y corazón a esta digna causa enmarcada en proyectos de unidad latinoamericana y en el desarrollo de las naciones noblemente participes en esta contienda ideológica.

La Campaña Admirable del siglo XXI debe concebirse con base a las premisas de conciencia colectiva, de acción política fundamentada en la corresponsabilidad de todos los que integramos este plural sistema sociedad, economía, gobierno y ley (Estado). Adempero, se debe condenar las acciones inicuas de quienes adversan este proceso de cambios, entendiendo adversarios en su pleno significante a todos aquellos que obran en contra de los ideales socialistas, quienes menoscaban la moral, el amor y la ética en el ejercicio de sus funciones humanas.

En este sentido, la labor se inicia forjando y nutriendo la conciencia de los que yacen en las venas de la Revolución, execrando a quienes en las mismas venas defraudan las acciones sociales humanistas lideradas por el Comandante de esta batalla. También, se debe emular a los mercaderes facinerosos que desde afuera pretenden con sus armas mediáticas vulnerar el sentir matriarcal venezolano.

Además de combatir con las acciones de la inconsciencia imperante del capital y los países avasallantes, se debe fortalecer el sentimiento de identidad nacional, el sentimiento de responsabilidad con el adecuado uso de los recursos que nos aporta la naturaleza entre estos la energía y el agua, el sentimiento de conservación y aseo de nuestros espacios urbanos y naturales. Esta contienda liberadora parte de la concepción de la transformación del nuevo ser, es decir, hombres y mujeres que obren en pro de un sistema equitativo, digno y justo como un legado para las generaciones que relevarán la actual.

Esta batalla liberadora no depende de un único líder, de hecho Bolívar contó con mujeres y hombres libres que obraron en pro de la libertad que actualmente gozamos medianamente a doscientos años de la victoria. Señalada medianamente, porque por ahora, no se ha concebido una Venezuela literalmente libre en mente y alma, ya que fue boicoteada ideológicamente por la cultura consumista e industrializada de Europa y norte América.

Por ende, La Campaña Admirable va más allá de la mayoría eleccionaria, es un sentimiento ético y moral de acción de todos los venezolanos para la unidad latinoamericana y el desarrollo armónico de las sociedades. Justamente, la historia es cómplice de la hermandad y la solidaridad de todas las naciones identificadas con objetivos comunes para la dignidad y plenitud en la calidad de vida de estos pueblos.

Hugo Chávez, líder y Comandante en Jefe, expresó con la apertura de esta lucha “Convirtamos este trienio 2010-2011 y 2012 en la nueva Campaña Admirable, porque admirable va a ser en su ejecutoria, en sus resultados y en su avance, para que nos admiremos todos con esta campaña estratégica que permitirá consolidar el Socialismo del Siglo XXI”.

Con lo planteado y lo expuesto por el Presidente de la V República, esta batalla de liberación es mediata y no cesa, lo cual implica que es un proceso continuo de cambios en la construcción ideológica que bautizará la nueva Campaña de Angostura.

La intención es que Venezuela sea literalmente un país socialista, contrario a este designio, nuestras sociedades perecerán en el absurdo de martirizar nuestras generaciones futuras y sumirlas al letargo que ansían los poderes del mal llamado "primer mundo".

Retomando la historia, Bolívar expresó el 2 de enero de 1814 en la Asamblea celebrada en Caracas, lo siguiente: … “Compatriotas: he venido a traeros el imperio de las leyes; he venido con el designio de conservaros vuestros sagrados derechos. No es un despotismo militar lo que puede hacer la felicidad de un pueblo, ni el mando que obtengo puede convenir jamás, sino temporariamente, a la República. Un soldado feliz no adquiere ningún derecho para mandar a la patria. No es árbitro de las leyes ni del gobierno; es defensor de su libertad. Sus glorias deben confundirse con los de la República; y su ambición debe quedar satisfecha al hacer la felicidad del país. He defendido vigorosamente vuestros intereses en el campo del honor, y os prometo que los sostendré hasta el último período de mi vida…”

En conclusión, no se puede optar entre vencer o morir como bien señaló José Félix Ribas, necesario es vencer. De manera que, nuestro deber social y gubernamental absuelve la historia de nuestro mártir y Libertador Simón Bolívar dignificando ahora la integridad de todos los venezolanos en justo proceder.


No hay comentarios.: